El Asesinato

El día de ayer fui a una exposición de cortinas en un museo del centro de la ciudad donde fueron expuestas una selección de cortinas finas que habían presenciado en su momento algún acontecimiento histórico importante de cualquier índole , algo que me llamo mucho la atención , debido a que siempre he sentido que los objetos son una especie de esponjas de experiencias que graban en su textura todo aquello que hayan vivido.

La primera sala de exposición fue dedicada enteramente a aquellas cortinas que presenciaron nada menos y nada mas que el asesinato del Archiduque Franz Ferdinand y su esposa la Emperatriz Sofía aquel día en Belgrado , un asesinato que pudo muy bien haberse evitado por muchas razones y no habrían sucedido los terrores que sucedieron poco después al estallar la Gran Guerra.

La visita a Belgrado por la pareja imperial había sido planeada y cancelada ya varias veces antes de que sucediera , sin embargo la ultima vez , el embajador austriaco en Serbia les advirtió no hacer aquella visita en ese momento del mes debido a que eran días de festividades patrióticas serbias por lo que la presencia de fanáticos pertenecientes a aquella brava y orgullosa raza era mas que asegurada , sobretodo de los militantes de los integrantes de la “Mano Negra”.

La mano negra era un grupo de nacionalistas serbios quienes odiaban a todo aquello que no fuera serbio o ruso , especialmente a todo aquello que fuera proveniente de Austro-Hungría ya que ellos sospechaban fuertemente que aquel imperio tenia intenciones de anexar a Serbia y esclavizar a su población.

Antes del asesinato principal , hubo otro intento de bomba cerca del palacio de gobierno en Belgrado , un ataque que naturalmente fallo y cuyos participantes fueron muertos por las fuerzas policiacas.

La pareja imperial debió de haber parado su excursión por la ciudad , sin embargo decidieron ir al hospital militar de la ciudad para visitar , en forma de solidaridad , a los soldados serbios lastimados en cualquiera de sus deberes ordinarios de tiempos de paz ya que no se necesita de la guerra verdadera para que los soldados se lastimen ya que esto sucede mucho en los entrenamientos.

Al termino de su visita solemne y de buena fe , regresaron por la misma calle en la cual habían tratado de ser asesinados , algo que nunca debieron de haber hecho.

Al llegar a ese puente , el coche imperial torno hacia la derecha cuando de pronto se escucharon dos disparos que pusieron fin a la vida de la pareja imperial.

La primera bala impacto directo en el vientre de la emperatriz Sofía , mientras que la segunda impacto en la yugular del archiduque.

Las ultimas palabras de Sofía fueron “ No mueras ……….cuida a los niños”  y callo desvanecida al piso del coche. En ese momento dos guardaespaldas llegaron con el archiduque pidiéndole que aguantara “ No es nada “ dijo , intentando reír. Murió pocos segundos después.

 

Los cuerpos imperiales fueron envueltos en esas cortinas expuestas en el museo , que en ese momento habían utilizado como banderas en su coche.

 

Una historia muy conmovedora